León en Común

8,4 millones regalados por el Ayuntamiento a la empresa Mémora.

Seiscientos mil euros al año durante catorce años. Un total de 8,4 millones de euros. Estas son las cifras que resumen el despropósito, por no llamarlo prevaricación, de la cláusula en el contrato entre la empresa Mémora y los ayuntamientos de León, San Andrés y Villaquilambre para la creación de la empresa público-privada conocida como Servicios Funerarios de León, Serfunle.

La cuestión es sencilla. Catorce años ha, desde el ayuntamiento de León se saca a concurso la oferta para formar la sociedad mixta Serfunle. Como en todo concurso, la oferta incluía un pliego de condiciones que debía aceptar la empresa que quisiera concurrir. Dos empresas fueron las que se mostraron interesadas: Mémora, que finalmente fue “elegida”, y Funespaña, que quedó fuera por no presentar su oferta dentro del plazo.  Automáticamente, la concesión cayó sobre Mémora. No obstante, Funespaña mostró su interés en hacerse con la concesión en un futuro concurso si Mémora terminaba por desistir en su interés, aceptando las cláusulas del pliego de condiciones. Hasta aquí, todo normal.

Es a partir de este momento cuando las decisiones tomadas por el Jefe de Servicios Económicos, Carlos Hurtado, se tornan perjudiciales para el Ayuntamiento, para todas y todos, pero muy favorables para la empresa Mémora. Durante la negociación del contrato final, Mémora pide que se incluya un punto mediante la cual recibiría un canon de gestión anual, a mayores de lo ofertado en las cláusulas iniciales de licitación. Este canon corresponde a los 600.000€ al año antes mencionados.

Aquí, el Don Carlos Hurtado se encuentra ante dos opciones: negar esta cláusula o aceptarla.  En caso de haberla negado, la oferta habría salido de nuevo a concurso, y Funespaña, que recordamos había dejado constancia de su interés por aceptar las condiciones iniciales, habría podido concurrir de nuevo y haberse hecho con el contrato. En lugar de eso, el Sr Hurtado prefirió aceptar la condición de Mémora. Es muy ilustrativo que Carlos Hurtado sea además el secretario de la patronal de funerarias.

Sin duda, entre una opción que ahorraría a las arcas públicas 600.000€ al año y otra que no, cualquier funcionario público honrado habría optado por la primera. Sin embargo, el Sr Hurtado prefirió conceder este regalo a la empresa, lo cual, 14 años después, nos ha hecho perder 8,4 millones de dinero público.

Catorce años después, el Consejo Consultivo de Castilla y León ha considerado nula esta cláusula. Desde León en Común exigimos que se asuman responsabilidades por este despropósito. Pedimos además que se utilice la vía legal para recuperar este dinero, y que se trabaje por convertir a Serfunle en una empresa 100% pública.

Comentarios (2)

  1. scott's toilet paper coupons

    Geir: jeg hÃ¥per du trykket pÃ¥ linken, og leste posten til Randi, for den er verdt Ã¥ lese…jeg har snakket om det før, og snakker vel mye om det nÃ¥r jeg akkurat har kommet hjem fra england…man bør være like hyggelig nordmann i Norge, som man er nordmann i England – sÃ¥nn er det bare!Randi: jeg kjente jeg var veldig enig…man trenger Ã¥ tenke over det! :)

    Responder
  2. http://www.quickgamegold.club/

    az olajra gondoltam :) Még sosem használtam szőlőmagolajat és nem tudom, hogy különbözik-e, ezért kérdeztem :) Köszi szépen, már tudom, mit sütök a hétvégére :) az olajbogyós is tényleg nem hangzik rosszul.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *