León en Común

Boletín Informativo 2016




Foto del boletín impreso y doblado

Editorial

El Boletín

Mucha información que afecta directamente a León y su gente no se difunde como debiera. Con este boletín anual queremos ser altavoz de todo aquello que no se explica con la claridad necesaria, o que directamente no se cuenta

¿Qué es León en Común?

León en Común es una Candidatura de Unidad Popular que toma sus decisiones en asambleas públicas. Personas de muchos movimientos sociales y políticos distintos de León que se unen en la urgencia de buscar honradez y transparencia para nuestra ciudad. Te necesitamos a ti, que lees estas líneas, para lograrlo y llevar al Ayuntamiento tu voz y la de todas y todos.

En las siguientes líneas te queremos contar lo más destacado de lo que ha pasado este primer año de legislatura. Tan solo tenemos dos representantes, que se han enfrentado a la maquinaria de favores, intrigas y personas que han hecho de la política su forma de vida.

Con la actual representación no podemos lograr todo lo que queremos para esta ciudad, pero podemos vigilar y denunciar públicamente, aprovechando que estamos presentes en los procesos del Ayuntamiento. Por eso tienes hoy este boletín en tus manos.

Queremos informarte de los asuntos más relevantes del año y la forma en que León en Común ha trabajado en ellos.

(si el artículo es muy largo basta con leer la negrita)

La mala gestión: deuda, obras faraónicas y privatizaciones.

Doscientos cincuenta millones de euros. O dicho de otra forma, casi dos mil euros por cada hombre, mujer, niña y niño de la ciudad. Esta es la astronómica deuda del Ayuntamiento de León que, para hacernos una idea de lo difícil que va a resultar pagarla, supone un 180% del presupuesto anual.

Hombre maduro casi calvo, enfadado apretando una hoja de papel en un puño y señalando agresivamente con su dedo al lector masticando su gran puro en la boca dice: Vamos pringao, págale al banco los 2000 Euros y no dejes de votarnosConstantemente oímos presumir al Partido Popular de su buena gestión económica. Sin duda, los números de una ciudad donde han gobernado 22 de los últimos 27 años son una muestra de que esta supuesta buena gestión no es real. Más aún si tenemos en cuenta que vivimos en la segunda provincia de España con menor tasa de actividad laboral.

Centrándonos en la deuda municipal, la primera pregunta a contestar es de dónde ha salido semejante cantidad. Y esto es precisamente lo que queremos explicar en este artículo.

El primer culpable a señalar son las grandes obras inútiles promovidas por los distintos alcaldes que ha tenido León, y que solo han servido para engordar sus egos personales.

Ejemplo claro es el estadio de fútbol Reino de León, de mayor tamaño al de muchos equipos de primera división, y que además incluyó en su obra una “barriga” llamada IFYCEL. Si ya resulta inútil el propio estadio, más inútil aun resulta el IFYCEL, pues no ha albergado actividad más allá de alguna feria desde que se levantó, y se encuentra en una situación de abandono con grandes goteras y humedades. El total de la factura de esta obra, más de 30 millones de euros.

Siguiendo con las obras, debemos mencionar la nueva que se está desarrollando ahora mismo con un coste previsto que supera los 70 millones de euros. Hablamos del Palacio de Congresos, que va camino de convertirse en otra rémora para las arcas municipales. Teniendo en cuenta que ya existen Palacios de Congresos y Exposiciones en Salamanca y Oviedo, por citar algunas ciudades, vemos claro que uno nuevo sólo servirá para tener otro gran edificio vacío con un coste anual de mantenimiento que se sumará al despropósito.

Por hacernos una idea de cuánto suponen estas dos obras basta con decir que con el dinero que sumanse podrían costear 8000 empleos de mil euros mensuales durante un año. O lo que es lo mismo, sacar del paro a casi el 80% de las personas desempleadas de León. Sin duda, si este dinero se hubiera invertido en generar empleo estable y de calidad o en mejorar los servicios públicos, León habría salido muy beneficiada.

El segundo culpable del descuadre de las cuentas públicas son las privatizaciones. De media, cada servicio privatizado cuesta un 30% más que uno público bien gestionado. ¿De dónde sale este sobrecoste? En primer lugar, del beneficio empresarial. Claro está que una empresa que se oferta para gestionar un servicio público lo hace con la intención de ganar dinero, y ese dinero sale directamente de lo que paga el Ayuntamiento por la concesión. En segundo lugar, del IVA, pues cada contrato de privatización que se firma lleva aparejado un 21% de IVA sobre el precio final de licitación.

Uno de los casos más llamativos es el de la limpieza viaria y recogida de basuras. La factura anual que suponía cuando estaba privatizada doblaba el coste actual una vez municipalizado. Esto ha supuesto 10 millones de euros perdidos anualmente mientras el contrato estaba en manos de URBASER. Actualmente este servicio ya es público, pero hay otros muchos que siguen en manos privadas: el agua (Aguas de León), la zona azul (O.R.A.), la ayuda a domicilio (Carflor), los autobuses (ALESA), la teleasistencia, la grúa, las obras, el cuidado de parques y jardines. Cada uno de ellos, sangrando anualmente las cuentas públicas, el dinero de todas y todos.

Las PYMES y el pequeño comercio: motor del empleo.

Puestos del mercado del Conde Luna, muchos cerradosEl paro y la situación económica son las principales preocupaciones de la población leonesa. En una ciudad como León, el pequeño comercio y de proximidad, las PYMES y las personas autónomas son nichos de empleo que deben cuidarse.

Durante este año de legislatura hemos visitado el mercado del Conde Luna para conocer de primera mano sus reivindicaciones. Lo que nos contaron nos dejó perplejos: el Ayuntamiento no está adjudicando los puestos vacíos, creando una sensación de abandono muy negativa para el negocio. Teniendo en cuenta que el equipo de gobierno PP-Ciudadanos dice trabajar por el empleo y el emprendimiento, no se entiende que no aprovechen estos puestos para quien quiera poner en marcha un negocio.

Otros problemas presenta el mercado tradicional de la Plaza Mayor. Los puestos que allí se ubican son constantemente trasladados a otras zonas a causa de actividades que organizan en la Plaza los grandes empresarios hosteleros. Como ejemplo más claro, recordamos el tobogán acuático de 15 metros que se instaló durante el mes de agosto, y que obligó a llevar el mercado a la calle Ancha, con las consecuentes quejas por parte de las y los comerciantes. Sin duda, una Plaza tan emblemática y turística no debería poder albergar semejante mamotreto, y más teniendo en cuenta que hablamos de casco histórico, que además es zona acústicamente saturada.

Este último caso ha sido uno de los que han salpicado al Concejal de Comercio, Consumo y Fiestas de León. Él, un gran empresario hostelero con locales en la Plaza Mayor, fue multado en febrero de 2016 por construir sin licencia su restaurante de comida rápida. Ahora, parece que no ha tenido reparos en tramitar personalmente los permisos para el citado tobogán a sus compañeros empresarios, labor que desde luego dista mucho de la imparcialidad y profesionalidad que se le debe exigir a un cargo público.

Por nuestra parte, desde León en Común presentamos, y fue aprobada, una moción que obliga al Ayuntamiento a trabajar en tres cuestiones concretas en favor del comercio tradicional. En primer lugar, el Ayuntamiento debe desbloquear la concesión de puestos libres en el mercado del Conde Luna, para que quien quiera emprender su negocio pueda hacerlo allí con las facilidades que eso supone. En segundo lugar, desde la concejalía responsable deben trabajar por instaurar en los mercados tradicionales un sistema que diferencie a las y los vendedores que despachan productos de proximidad, con el objetivo de premiar a quienes benefician a la economía productiva de León y al medio ambiente, y de informar a las personas consumidoras sobre lo que compran. Por último, el consistorio debe potenciar y reubicar el Ecomercado con productos ecológicos que supongan un plus a la apuesta por los productos de proximidad.

A día de hoy el PP no ha puesto en marcha ninguna de las tres medidas aprobadas en Pleno. No entendemos a qué esperan, ni a qué intereses obedecen para no iniciar una tarea orientada al beneficio económico de personas productoras, agricultoras, ganaderas y comerciantes de León.

Las grandes superficies ni crean empleo, ni generan riqueza.

En primer lugar el escaso empleo que generan, además de ser muy precario (jornadas de 12 horas sin reconocer, contra- tos de fin de semana, etc…), va en detrimento del numero de trabajadores ya existentes en el comercio tradicional, que se ve abocado a cerrar. ¿Qué pensaríamos si un comercio de toda la vida con 500 metros cuadrados, estuviera atendido por 2 personas? Pues es lo que les permitimos a las grandes superficies.

De cada euro que nos gastamos en una de estas grandes superficies, una pequeñísima cantidad revierte en la riqueza de León. Al contrario de lo que ocurre en los comercios de locales, que sus ingresos revierten íntegramente en la comunidad.

Tomemos nota, para los proyectos que se nos avecinan, como por ejemplo “La Granja”.

PATRIMONIO

Si hay algo por lo que la ciudad de León destaca es por poseer una gran riqueza patrimonial. San Isidoro alberga la que es considerada “Capilla Sixtina del Románico”. Las vidrieras de la Catedral son impresionantes y la fachada plateresca de San Marcos es conocida en el mundo entero. Con un patrimonio de esta talla, y teniendo en cuenta que una de las principales vías de financiación de la ciudad es el turismo, sería fácil suponer que las instituciones estuvieran volcadas en la conservación de tanta riqueza. Lamentablemente, la realidad es muy distinta.

Foto de la plaza del Grano de León en un día soleado de primavera

Tenemos un gobierno que prefiere explotar hasta la saciedad la fantasía del Grial dejando de lado algo tan real como ser la Cuna del Parlamentarismo. Día a día, nos convencemos de la certeza de que, para aquellos que gobiernan en el Ayuntamiento de León, hay patrimonio de primera y patrimonio de tercera cuando todos aquellos elementos que componen la herencia cultural de la ciudad deberían ser valorados por igual. Lo demuestra, por ejemplo, lo que ha sucedido recientemente con la casa de Félix Gordón Ordás.

Gordón Ordás fue ministro republicano, embajador de la España republicana en la etapa del Frente Popular y Presidente del Gobierno de la República en el exilio. Este Ilustre político y veterinario nació en León en 1885 en una casa de la calle Puerta Moneda, tal y como rezaba la placa que, hasta fechas muy cercanas, estaba en la fachada del edificio. Este edificio fue derribado el pasado mes de junio tras su declaración de ruina inminente. Y todo ello a pesar de tener el nivel de protección 4 en el catálogo de edificios y de que la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural prescribiese que se debía mantener su fachada. De nada sirvieron las veces que, desde LeC, nos pusimos en contacto con la Concejalía de Urbanismo para informar del lamentable estado del edificio. De nada sirvió llevarlo a la comisión pertinente para pedir que se tomaran medidas. La respuesta por parte de la concejala Ana Franco era que lo tenían todo bajo control. Ahora ya no hay remedio y la ciudad de León ha perdido, para siempre, un pedazo de su historia.

No pudimos evitar la desaparición de la casa de Félix GordónOrdás pero no queremos que suceda lo mismo con la Plaza del Grano. Por eso, ante el anuncio de que a lo largo de 2016 se iba a proceder a la “restauración” de la plaza, hemos pedido en numerosas ocasiones que se mantenga la configuración histórica y que se apueste por las actuaciones más conservacionistas que permitan que este enclave siga manteniendo su característica fisonomía. En esta misma línea, y siempre siguiendo los dictados del ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios), hicimos llegar al Ayuntamiento de León una serie de recomendaciones para frenar el deterioro que viene sufriendo la plaza. Las medidas eran prohibir la circulación diaria por la plaza del camión de basura, evitar el baldeo a presión y tapar las “calvas” utilizando el sistema constructivo ancestral que caracteriza a la Plaza del Gran. A día de hoy, nos consta que el camión de la basura ya no pasa por la Plaza del Grano y, aunque es un pequeño triunfo, somos muy conscientes de que no hay que bajar la guardia. Sobre todo ahora que las obras de rehabilitación ya tienen fecha de inicio. En cualquier caso, vamos a estar muy al tanto de lo que pase en la Plaza del Grano y nos aseguraremos de que las obras que allí se lleven a cabo se ajusten a la legalidad y respeten las características especiales de la que, posiblemente, sea la plaza más especial de la ciudad.

Moción contra la violencia de género

La violencia machista es la principal causa de muerte entre las mujeres de entre 14 y 44 años en el mundo, por encima del cáncer, los accidentes de tráfico o las guerras. Éste es un dato demoledor, y sin embargo, los gobiernos no toman suficientes medidas para atajar este mal.

En septiembre del pasado año se aprobó una moción conjunta contra la violencia machista en el Ayuntamiento, aprobada por todos los grupos, y en la cual León en Común hizo grandes aportaciones. Entre ellas destacamos la necesidad de realizar campañas de formación y sensibilización como una de las fórmulas de prevención más eficaces. Esta formación no sólo debe ir dirigida a las mujeres, sino que es importante que toda la sociedad en su conjunto tome consciencia del problema, siendo también prioritaria la formación de las y los agentes de la policía local.lazo violeta: 25 de noviembre día Internacional contra la violencia de Género

La tipificación de la “apología de la violencia de género y el machismo” es otra asignatura pendiente de nuestro gobierno, en esta sociedad donde el machismo se convierte, a través del lenguaje, en algo cotidiano y normalizado.

 

Realizar campañas de empoderamiento de la mujer, romper con los roles machistas, dar valor ejecutivo al consejo de la mujer, representación de las asociaciones feministas en el consejo de administración del ILDEFE, redacción de un plan de igualdad… medidas encaminadas a hacer de la igualdad de todas y todos no sólo una idea, sino que sea definitivamente una realidad social.

Para que estas medidas no se queden en el papel, solicitamos además destinar un 5% del presupuesto municipal para políticas activas de igualdad, ya que actualmente la suma de las partidas relacionadas con esta problemática no llega al 1%. Ahora sólo falta luchar para que estas medidas sean llevadas a cabo e incluidas en la política diaria de nuestro municipio, además de en los presupuestos del 2016. Todo por un cambio social que nos lleve a construir una sociedad igualitaria, y que es una asignatura pendiente en las administraciones públicas.

Calles franquistas

Poste de señalización dibujadosñalandao a 3 sitios:4% nombres de mujeres,12% hechos religiosos, 40 calles franquistasSiempre que paso por el parque Quevedo recuerdo los bueno ratos de migas de pan y los patos. Los lugares guardan el eco de aquellas cosas que allí nos pasaron, y nos lo recuerdan como reglas nemotécnicas sueltas por el suelo de la ciudad. Aun así, por si alguien anda escaso de recuerdos, todas las calles tienen nombre, con el fin de que el nombrado sea recordado alegremente aprovechando el gratuito paseo mañanero.

Hay algunas calles por las que me gusta pasar: calle de la Maragatería… calle Varillas… calle la Paloma, de cuya semántica me cuelgo un rato… Aunque bien es verdad que entre tanto fraile, cura, abad, monseñor y similar, me da más la sensación de pasear por un convento.

Pero cuando llego al apartado de las calles franquistas… acelero el paso. Cada una de ellas me trae el recuerdo de un amigo del régimen, de ese régimen que nos sumió en la oscuridad y el retraso inconcebiblemente… Y así voy intentando sortearlas, acordándome ya tan solo de que hace falta urgente quitarlos de la vista, de que su hueco felizmente vacío ha de ser llenado por otros nombres. Nombres que no recuerden la barbarie, la insolvencia mental. Por eso, señores y señoras del Ayuntamiento… Ya hay una ley que les obliga a retirarlos. No se hagan los loco. Retírelos, Señor Silván, para que nuestro paseos estén jalonados por nombres de quienes se merezcan un hueco en nuestro recuerdo mañanero. Y ya puestas, que sean mujeres, Señor Alcalde, para que en las calles se note que también estamos en el mundo y que usted se ha enterado de ello, aunque sea hace poco.

Porque esto que nos ofrece nuestro Ayuntamiento en cada esquina franquista no se llaman recuerdos, Alcalde, se llaman pesadillas.

EL FERROCARRIL EN LEÓN: LA SANGRÍA DEL AVE Y EL ABANDONO DE LAS CERCANÍAS.

Foto de la antigua y abandonada estación de ferrocarril de FEVE deLeónPoco se cuenta sobre el coste de la construcción del AVE en España. Por ello, lo primero es poner sobre la mesa algunos datos: España es el segundo país del mundo en longitud de AVE con 2.515 km, ocupando China el primer lugar con 11.067 km. El tercer país es Japón con 2.090 km y Francia el cuarto con 1.893 km.  En el año 2015, el número de pasajeros por kilómetro en España era de 11.800 viajeros, mientras que en Francia  era de 61.400 y en Japón de 158.121, números muy superiores a los de nuestro país. España ha gastado más de 52 mil millones de euros en esos 2.515 km de Ave, y el coste del mantenimiento anual de un km es de más de 100.000euros. Sólo la línea León-Valladolid ha costado más de 1.600 millones de euros. Hemos de saber, además, que el precio que paga el viajero sólo es un tercio del coste real del viaje, los otros dos tercios los pagamos con nuestros impuestos. El coste para las arcas públicas es inmenso.

Las cifras hablan por sí solas. El desmesurado gasto público de una gran infraestructura de este tipo no se justifica, como vemos, ni por el número de usuarios ni por las supuestas repercusiones sobre la actividad económica. Mucho menos, si tenemos en cuenta que existían alternativas de alta velocidad mucho más baratas y útiles para el desarrollo de León.

La primera cuestión que seguramente mucha gente no sabrá, es que el AVE no puede transportar mercancías. Es decir, que su incidencia queda limitada al turismo, resultando inútil para el desarrollo de la industria.

Otro dato interesante es que en España existía tecnología suficiente como para, con una adecuada mejora de los sistemas ferroviarios, alcanzar velocidades de 200km/hora, y con posibilidad de transportar también mercancías. Con una inversión un 40% menor, se hubiese mejorado tanto el transporte de viajeros como el de mercancías, tanto las líneas de gran recorrido como las de cercanías.

Sin embargo, vemos como el servicio de cercanías, la FEVE, que en León es indispensable para conectar los pueblos con la capital, ve reducidas las líneas, los horarios y las paradas. Lo más sonado probablemente sea la promesa de llevar la línea de FEVE desde el campus universitario hasta la estación de Matallana en la calle Padre Isla. Unas obras que siempre aparecen en campaña electoral en forma de promesa, pero que tras las elecciones siempre quedan abandonadas.

Si juntamos todo esto, vemos cómo los grandes beneficiarios del AVE son sido las grandes empresas constructoras, que han recibido dinero y más dinero por llevar a cabo la obra, y los bancos que han financiado esta locura de proyecto.

Mucho más productivo habría sido destinar ese dinero a reindustrializar nuestro país y nuestra provincia, a políticas activas de empleo, educación, sanidad, dependencia, I+D+i, etc. Es decir, a políticas de empleo que generen puestos de trabajo estables y de calidad, y no precarios, temporales y mal pagados como los que crea la hostelería a raíz del turismo.

Nuestro país tiene una deuda que supera el 100% del PIB, y esta deuda es el argumento que ha esgrimido el PP, y también el PSOE, para imponer políticas de austeridad que hacen que no se puedan llevar a cabo otras inversiones mucho más necesarias. La austeridad sólo se aplica en una dirección. No vemos austeridad en los grandes proyectos e infraestructuras que además se venden a la opinión pública como índice de progreso y posibilidad de recuperación económica, cuando en realidad lo único que hacen es aumentar la deuda pública y reducir la posibilidad de recuperación de unas clases trabajadoras empobrecidas y precarizadas para las que la alta velocidad va a pasar de largo.

Contraportada

León en común dispone de una pequeña oficina en la segunda planta del Ayuntamiento de León (Ordoño II, 10)

Teléfono +34 987895463

Puedes enviar tus sugerencias al correo leonencomun@gmail.com.

Si quieres participar en León en Común acércate a nuestra oficina del Ayuntamiento de León o visita nuestra página web leonencomun.org.

Puedes colaborar con León en Común participando en los grupos de trabajo, asistiendo a las asambleas, a través de las redes sociales. Acércate a conocernos.

Visita nuestra página de participación ciudadana para saber cómo.

EL AYUNTAMIENTO ERES TÚ.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *