León en Común

Noticias

León en Común pide la municipalización de la ayuda a domicilio en la capital.

León, 27 de julio de 2017.

Ante las casi cinco mil firmas recogidas por las trabajadoras del servicio piden al Ayuntamiento una gestión pública.

Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de León siguen en pie de guerra. Meses llevan estando presentes en los Plenos municipales, mostrando pancartas y mensajes reclamando unas condiciones de trabajo dignas. Varias han sido también las concentraciones a las puertas del consistorio, amén de otras acciones. Lo último ha sido el registro hoy jueves de las más de 4700 firmas recogidas pidiendo la municipalización del SAD, actualmente privatizado y en manos de la empresa Carflor.

León en Común ha aprovechado las circunstancias para volver a exigir al equipo de gobierno municipal que «opte por la gestión directa, pública y sin favorecer el negocio privado de algunos con el dinero de toda la ciudadanía».

Basan su reivindicación, además de en las denuncias de las trabajadoras sobre severas deficiencias en el servicio y en sus condiciones laborales, en la diferencia de coste para las arcas públicas entre el servicio privatizado y público. «En San Andrés, donde la gestión es 100% pública, la hora de ayuda a domicilio le cuesta al consistorio en torno a un 10% menos que en León; y eso sin tener en cuenta que el nuevo pliego que prepara el gobierno de la capital prevé un incremento en el coste por hora».

LeC termina denunciando que «las privatizaciones sólo sirven para favorecer el negocio privado de algunas empresas con dinero público, pues nunca un servicio privatizado, que supone pagar el beneficio de la empresa más el IVA de contratarlo, puede ser más barato que uno público en igualdad de condiciones».

 

León en Común denuncia obras sin pasar por Patrimonio en las Teresianas.

León, 26 de julio de 2017.

Acusan al Ayuntamiento de «trato de favor» en las solicitudes de licencias de obras.

Este tema no es nuevo. Hace un año que León en Común informó en el Ayuntamiento sobre unas obras en el tejadillo de la tapia que rodea el patio del colegio Santa Teresa de León que, por su ubicación, en pleno casco histórico, debieron pasar obligatoriamente por la Comisión de Patrimonio y cumplir con una serie de requisitos sobre materiales y técnicas que asegurasen un acabado estético acorde con el entorno.

Pero no ocurrió así. LeC denuncia que «la obra no pasó por Patrimonio», y que el resultado no se ajusta a lo exigido al haberse cambiado una albardilla de teja por una estructura metálica «que desentona con el conjunto histórico de la zona».

Los comunes retoman ahora el tema por dos razones. En primer lugar, un año después de denunciar la irregularidad no se ha tomado ninguna medida. Y en segundo lugar, se está repitiendo la historia, pues vuelve a haber obras en el interior del colegio que, una vez más, no han seguido el trámite que obliga la Ley.

Por todo esto, Victoria Rodríguez, representante de León en Común en la Comisión de Urbanismo ha pedido hoy en la misma «un trato igualitario para todas las vecinas y vecinos de León, pues a todas y todos nos piden mil informes, permisos y trámites para cualquier obra menos cuando, por alguna extraña razón, a algunos se les perdona». También ha reiterado que «la obra que se hizo hace un año debe revertirse, y aplicarse las normas sancionadoras correspondientes y depurar responsabilidades por estos tratos de favor».

 

León Despierta y León en Común planean acciones legales para que el Ayuntamiento no use glifosato.

A pesar de la aprobación en pleno de una moción para reducir su uso, ambas formaciones denuncian que no se está cumpliendo

«El Partido Popular sigue evidenciando el poco interés en cumplir los acuerdos plenarios». León Despierta realiza está dura crítica en relación con el uso del glifosato en el municipio.

En junio del 2016, en una moción conjunta de León Despierta y León en Común se propuso restringir el uso del herbicida mencionado. Finalmente la moción fue modificada por el Partido Popular para apoyarla. El resultado de la misma permitía su uso en zonas de tránsito y lugares de difícil acceso, aprobando la eliminación del uso de productos que contengan glifosato en los espacios públicos del municipio, muy especialmente en ámbitos tales como parques y jardines públicos, campos de deportes y áreas de recreo, áreas escolares y de juego infantil, así como en las inmediaciones de centros de asistencia sanitaria.

La sorpresa ha llegado al comprobar que en distintos centros escolares del municipio, «han aparecido carteles avisando de la eliminación de vegetación con el herbicida “Round Up”, cuyo principal componente activo es precisamente, glifosato».

«No sólo eso, sino que el aviso mediante la página web del ayuntamiento se hizo el domingo para empezar el lunes, por lo que se vuelve a utilizar el período estival para “colar” esta tomadura de pelo», han denunciado desde León Despierta.

Si bien es cierto que la toxicidad y efectos adversos están en cuestión a pesar de la clasificación del producto como “posiblemente cancerígeno” por parte de la OMS, también lo es que según el Reglamento de Ejecución (UE) 20156/1313, la directriz es la prohibición o reducción de cualquier herbicida dentro de los espacios mencionados, además de que la Comisión Europea aún no ha emitido dictamen, por lo que hasta que lo haga, derogando la reglamentación actual, esta aún sigue en vigor.

Por lo tanto, «visto el poco interés de cumplir las reglamentaciones europeas que no supongan un castigo a la ciudadanía y la absoluta falta de respeto por los acuerdos alcanzados en pleno», tanto León Despierta como León en Común están estudiando plantear las acciones legales a las que tengan derecho para hacer valer los acuerdos alcanzados.

 

León en Común registra moción para incorporar León en la Red de Municipios Laicos.

La propuesta promueve la no confesionalidad del Estado, y pide que la corporación municipal no pueda acudir a actos religiosos más que a título personal y publicar listados sobre los bienes inmuebles de la Iglesia.

León, 14 de julio de 2017.

La Constitución Española recoge en su artículo 16.3 que «Ninguna confesión tendrá carácter estatal», o dicho de otro modo, la aconfesionalidad del Estado. En este acuerdo de la Carta Magna se basa la moción registrada hoy por León en Común, junto con León Despierta, para incorporar a la ciudad de León a la Red de Municipios por un Estado Laico que se está constituyendo.

Para ello, el Ayuntamiento de León tendría que asumir de antemano una serie de prerrogativas recogidas en el texto encaminadas, dicen sus promotores, «a conseguir una auténtica separación Iglesia-Estado».

De salir adelante, el Ayuntamiento «no promoverá ritos religiosos de ningún tipo», y sus cargos públicos «no mostrarán, en el ejercicio de sus funciones, ningún acto de sumisión o veneración de personas o imágenes religiosas» ni «participarán en actos religiosos, excepto con carácter exclusivamente personal y particular». La simbología religiosa también «deberá desaparecer de los espacios de titularidad pública, salvo aquella que signifique un bien patrimonial».

En cuanto a los bienes inmuebles de la Iglesia, la propuesta pide que «se publique un censo» de aquellos «exentos de pagar el IBI», y otro «de las propiedades de las que se haya apropiado la Iglesia mediante inmatriculación».

También se incide sobre otras múltiples cuestiones, como la laicidad en la enseñanza, fijar las vacaciones escolares no en función de conmemoraciones religiosas, la promoción de las uniones civiles, la incorporación de referencias y conmemoraciones civiles al calendario de fiestas y al callejero, la fijación de colegios electorales en periodo electoral en locales no confesionales y la promoción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos relativa a la libertad de pensamiento y de conciencia.

Con estas medidas León en Común espera «avanzar en la construcción de un municipio más igualitario, que no contemple privilegios en función de la religión». Hacen hincapié en que «se busca garantizar la libertad de conciencia y pensamiento de cada persona, sacando de la esfera pública los dogmas significados con unas creencias concretas y garantizando que las instituciones velen por unos principios humanistas al margen de las particularidades de cualquier religión».

 

Comunicado sobre el supuesto acto «en memoria de Miguel Ángel Blanco».

Por qué León en Común no estuvo en el acto de Miguel Ángel Blanco.

León, 11 de julio de 2017.

En primer lugar, y como es obvio, desde León en Común condenamos lo que supuso el terrorismo de ETA, igual que cualquier forma de terrorismo. El asesinato de Miguel Ángel Blanco marcó un antes y un después en la historia del terrorismo de ETA en España, una barbaridad que hizo que la propia ciudadanía saliera en masa a la calle a manifestarse en contra del terror.

Dicho esto, queremos aclarar las razones por las que no hemos estado presentes hoy en el acto organizado por el equipo de gobierno en el ayuntamiento de León.

En primer lugar, nos parece muy grave que desde los promotores políticos de estos actos, principalmente PP y C’s, se convoque a una concentración bajo la supuesta intención de «mantener vivo el recuerdo», a la vez que se critica a quienes queremos sacar del olvido a las víctimas del terrorismo franquista. Hay muchos ejemplos, pero uno que ilustra muy bien el caso es el que sigue. Se han cumplido el pasado enero 40 años de los asesinatos de Atocha, y nos gustaría haber visto algún acto condenatorio del terrorismo franquista de quienes propugnan, según el caso, «no remover el pasado».

En segundo lugar, vemos como desde el cese del terrorismo etarra este tipo de actos se han venido reproduciendo, más como una acción propagandística de ciertos partidos que como lo que se proclama que es. No vamos a participar en lo que es más una instrumentalización de las víctimas del terrorismo que otra cosa.

 

León en Común critica que «se esconda» la bandera del orgullo LGTB+.

León, 28 de junio de 2017.

Acusan al Ayuntamiento de «ocultar la reivindicación» izando la bandera en Espacio Vías en lugar de en el consistorio.

Veintiocho de junio, día internacional del orgullo LGTB+. Numerosos ayuntamientos de España cuelgan la bandera arcoíris en sus fachadas como reconocimiento a la lucha del colectivo por conseguir los  derechos que toda persona debe poseer. (más…)

 

¿Dónde esconderá el Ayuntamiento la bandera LGBT+?

Cada 28 de junio, la reivindicación del izado de la bandera del orgullo LGBT+ en espacios públicos vuelve; y qué espacio hay más público que la fachada de un Ayuntamiento.

Cada 28 de junio, se insiste desde colectivos LGBT+ y grupos afines para que la bandera se ice en la fachada del Ayuntamiento, al estilo de Madrid, Barcelona o otras muchos municipios de España.

Cada 28 de junio, el Ayuntamiento esconde el izado de la bandera, este año en Espacio Vías, en un acto de cara a la galería pero que no ofenda a la gente “de bien”.

El acto dura unos minutos, tras los cuales la bandera se recoge y se guarda (ni siquiera permanece durante todo el día) hasta el año siguiente.