León en Común

El TSJ sentencia lo que ya denunció León en Común

León, 10 de diciembre de 2015.

León en Común (LeC) pidió en octubre la paralización del parque comercial La Granja-La Serna por existir indicios de corrupción. Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León lo ha tumbado.

Los comunes argumentaron su pretensión en que los promotores de este plan parcial están manchados por diversos casos de corrupción. El primero, Manuel Jesús López Sánchez, está imputado en la trama Púnica de la Diputación, además de continuar siendo el interventor del Instituto Leonés de Cultura. Manuel Pimentel podría estarlo por la trama de los EREs en Andalucía si prospera la petición de imputación por parte de la Fiscalía. A esto hay que sumar que está en marcha una investigación por presunto fraude contra la empresa Bogaris, promotora del centro comercial, a causa de diez millones de euros recibidos de la Junta de Andalucía de Fondos Europeos.

León en Común se ha mostrado siempre en contra de la construcción de este centro comercial. Opinan que es “la continuación del modelo económico del ladrillo que sólo enriquece a constructoras y allegados”. Además, aseguran que supone “un nuevo ataque” al pequeño comercio y al empleo, pues “no crea puestos de trabajo, ya que las tiendas que abran se nutrirán de la clientela que quitará al pequeño comercio local, metiendo aún más en la crisis a autónomos y PYMES de León”.

León en Común.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *