León en Común

León en Común propondrá nombres de mujeres para sustituir la nomenclatura franquista.

León, 06 de octubre de 2016.

El próximo día 11 de octubre daremos una rueda de prensa informativa e iniciaremos una campaña online para que la ciudadanía proponga y vote entre nombres de mujeres ilustres para sustituir a las calles franquistas.

Treinta y cinco calles de nuestra ciudad deben ser renombradas según dicta la Ley de Memoria Histórica, que obliga al Ayuntamiento a cambiar la denominación de las vías en recuerdo al franquismo y sus figuras.

Desde León en Común, en colaboración con otras organizaciones de carácter feminista, tenemos un informe  sobre la nomenclatura de las calles de León. Sólo un 4,2% lleva el nombre de una mujer, mientras el 36% lleva el nombre de un varón y, por ejemplo, un 12% el de hechos religiosos. Por ello, creemos imprescindible que se aproveche esta oportunidad para visibilizar a ese 50% de la población que sigue “invisibilizado”.

Con esta campaña las leonesas y leoneses que quieran participar podrán votar nombres de mujeres que después propondremos al Alcalde para que los incluya en el plan de sustitución de vías.  Cuarenta y una son las candidatas, ampliables a propuesta de la gente, muchas de ellas de León y provincia. Algunos ejemplos son:

  • Ángela Ruiz Robles. Natural de Villamanín, fue maestra, escritora y, además la inventora del precursor del libro electrónico.
  • Piedad Hidalgo. Maestra en escuelas de León, Zamora y Salamanca, llegando a ser directora de la escuela Normal de Zamora y Salamanca. Su labor fue significativa como vocal de la Junta contra la Trata de Blancas y de la Junta de Protección de la Infancia y Represión de la Mendicidad.
  • Catalina García González. Nacida en Puebla de Lillo, fue la primera mujer en obtener el carnet de conducir y la primera concesionaria de una línea de autobuses.
  • Catalina Fernández Llamazares. Banquera en el siglo XIX, a la muerte de su marido unió su capital al de éste, quedando ella como directora del negocio bancario. Siendo la propietaria de todo, por el hecho de ser mujer necesitó el acompañamiento de al menos un varón, por lo que la denominación social pasó a ser “viuda de Salinas y sobrinos”.

Esperamos que el equipo de gobierno atienda a estas razones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *