León en Común

Resumen del Pleno Extraordinario y Urgente del 15 de julio de 2015

Desde León en Común consideramos que los temas que se trataron en el pleno celebrado el pasado 15 de julio son de suma importancia ya que afectan directamente al bolsillo de la ciudadanía. Por un lado, estamos hablando del acuerdo que se ha suscrito entre el Ayuntamiento de León y la empresa URBASER para el pago de la deuda que el consistorio leonés tiene con esta empresa de servicios y por otro, de la modificación del Plan de Ajuste del Ayuntamiento de León 2012-2032. En ambos casos nuestra postura fue la misma: votar en contra.

La primera razón por la que hemos votado en contra es porque no vamos a permitir que las vecinas y los vecinos de nuestra ciudad sean los que tengan que asumir el coste de unas deudas generadas por la mala gestión de los equipos de gobierno de PP y PSOE. Con este acuerdo suscrito por PP y su nueva muleta, Ciudadanos, estamos abocados a blindar los recortes previstos en el Plan de Ajuste ocultados a la ciudadanía, entre los que se encuentran privatizaciones que ya se han aprobado como la ayuda a domicilio, parques y jardines u otras que pueden llegar como la recogida de basura. La desaparición, privatización, traspaso o copago de servicios públicos como bibliotecas, escuela municipal de música, Coto Escolar, escuelas deportivas o residencias de ancianos a partir de 2016, son cuestiones urgentes que poco parecen importar para PP y su satélite Ciudadanos. A PSOE y UPL, corresponsables, tampoco les interesa tratar. Para quienes consideran que no debe hablarse del pasado y las herencias recibidas, queremos recordarles que quienes pierden la memoria están condenados a repetirla y una deuda generada por la venta del Ayuntamiento a intereses económicos no puede combatirse con más privatizaciones.

Consideramos que el primer paso que debería dar el equipo de gobierno es aprobar un plan de remunicipalización de servicios y dar marcha atrás con las privatizaciones que solo sirven para seguir llenando los bolsillos de cierta gente con el dinero de todas y todos los leoneses. Por mucho que reestructuren los pagos pendientes no saldremos de la ruina mientras no se aborde el problema desde la raíz, mediante la recuperación de todos los servicios públicos.

Durante el desarrollo de este pleno nos llamó mucho la atención que la única intervención de la portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Gemma Villarroel, fuese para defender al Partido Popular de los ataques recibidos por ser los principales causantes, junto al PSOE, de la enorme deuda municipal. Está claro que el pacto PP-Ciudadanos va más allá de la mera votación de la investidura de Antonio Silván. También queremos dejar muy claro que León en Común siempre apoyará cualquier iniciativa que sea realmente beneficiosa para la ciudad de León, venga de donde venga. Sin embargo, por mucho que la señora Villarroel diga lo contrario, las medidas aprobadas son un suma y sigue en el cáncer que está pudriendo el Ayuntamiento y permitiendo que la ciudad de León se caiga pedazos.

Si hay algo que ha quedado claro tras este pleno extraordinario y urgente es que el PP es fiel a su historia, que, junto con el PSOE, es causante de la ruina en la que está este Ayuntamiento gracias a la política de privatizaciones que se han practicado durante los últimos treinta años y que es responsable de 160 de los 238 millones de deuda financiera. Para solucionar esta catástrofe, ahora impone recortes y un más que posible cierre de servicios públicos en 2016. Todos los servicios municipales que sobrevivan a la Ley Anti-Ayuntamientos a partir de 2016 deberán autofinanciarse mediante tasas que irán directamente al bolsillo de las leonesas y los leoneses, lo que de facto expulsará al 90% de la población del disfrute de los servicios públicos municipales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *